Primero que nada… Calma.

Hay una solución para este grave problema y Smartraining México ha realizado una investigación que puede terminar con esta lucha interna que tanto desgasta a las empresas, así que a leer con cuidado porque te vamos a dar una guía para tratar a los Millennials y no morir en el intento, pero también otra para tratar a los de la Generación X y que tu Millenial no te desesperes tratando de mover a esta generación que va con otros tiempos distintos a los tuyos.

México es un país de jóvenes, eso es un hecho, ya que el 25.7 por ciento de la población es Millennial, o sea que nacieron entre 1980 y 1999, y representan a más de 30.6 millones de habitantes que están ahora en el rango de los 15 a los 29 años y esa es la fuerza laboral de nuestro presente y futuro.

Lo cual representa un reto para cualquier empresa, y un verdadero dolor de cabeza, porque actualmente hay un problema de convivencia entre los que están en sitios de poder y en la toma las decisiones, que pertenecen a la Generación X, los cuales nacieron entre 1965 y 1979, y los millennials que vienen empujando fuerte desde abajo, están quitando oportunidades a los primeros.

Bueno, no es difícil darse cuenta que tenemos un problema de sobrevivencia, los de la generación X son más caros, tienen sueldos altos para una empresa, mientras que los millennials son baratos, y si corren con la suerte de que sean listos, son bastante más efectivos.

Entonces la Generación X está viendo como su empleo y estatus peligra, por lo que inconscientemente, les da temor esa generación mucho más versada en el mundo digital, las computadoras, las Apps, los teléfonos inteligentes y en un planeta que para bien o para mal, ha cambiado y donde al querer ser dedicados o perfeccionistas, la Generación X, se convierten en muy lentos para la toma de decisiones.

Pero esto no es cuestión de edad, ni de capacidades o carácter, la diferencia abismal entre las actitudes de los Millennials y la Generación X, según antropólogos y psicólogos sociales, es por situaciones vivenciales de cada época que les tocó vivir y los cambios tecnológicos tan rápidos que sufrimos actualmente.

Ahora presta atención porque ahí te va la guía para una sana convivencia entre generaciones.

PARA LA GENERACIÓN X: COMO TRATAR A LOS MILLENNIALS.

  1. Convéncete, ellos no piensan como tú, no tienen tus tiempos, van más rápido, por lo que tienes que acelerar tus decisiones, juntas y reuniones con ellos, no deben durar más de 15 minutos o los pierdes.
  2. No generalices, no todos son flojos o groseros, debes ser más paciente y encontrarás a verdaderos diamantes que hay que pulir y no te arrepentirás.
  3. Tu puesto no te da autoridad, tienes que ganarte su respeto, aprende a ser un líder emocional, tienes que aprender a exigir pero también a premiar, los gritos pasaron de moda y recuerda que ahora ya entró en vigencia la NOM 035 en México, que protege a los empleados contra el estrés laboral, si no sabes cómo, Smartraining México te enseña.
  4. Dales Like cuando hagan las cosas bien y se claro (sin levantar la voz) sobre lo que no te gustó, da instrucciones precisas y por escrito si es posible para evitar malos entendidos, pero sobre todo no esperes mucho de ellos al principio y se esforzaran para demostrarte lo contrario.
  5. Mantente abierto a sus sugerencias, puede que te sorprendan.
  6. No te enojes por verlos divertirse en la oficina, si te es posible organiza tú mismo convivencias sanas.
  7. Platica con ellos, conócelos, deja que te explique las cosas como ellos la ven, investiga a que le dan importancia y así tendrás un motivador que podrás usar.
  8. Busca amistades Millennials, así podrás entenderlos mejor y hasta te pueden empezar a caer bien.
  9. Y lo más importante: Actualízate tecnológicamente, toma cursos, aprende de tendencias, en todo eso Smartraining México te ayudamos, somos expertos.

PARA MILLENNIALS: COMO TRATAR A LOS GENERACIÓN X.

  1. Sé un PRO, entiende que ellos viven más lentamente, que puedes encausarlos pero no obligarlos a pensar como tú. Así que paciencia.
  2. Si quieres ganártelos alaga sus pertenencias, como por ejemplo: su vestuario, relojes, auto, etc. OJO: No se trata de convertirte en un “lambiscón” ¿he? Pero de vez en cuando esas amables palabras pueden hacer la diferencia.
  3. Algo sumamente importante: Por nada del mundo cheques tu cel si estas en presencia de ellos, ya sé, no puedes vivir sin checar tus redes, pero por un rato no pasará nada y así evitarás una llamada de atención, ellos valoran que los veas a la cara cuando te hablan.
  4. ¿Qué tal? ¿Te está sirviendo esta lista de cómo tratar a tu jefe? Like para ti y vamos a lo que sigue.
  5. ¿Tienes la razón y ellos no la ven? Respira hondo, cuenta hasta 10 antes de hablar y no pierdas la paciencia, el desafío no funciona, por pura necedad se mantendrán firmes y puedes salir lastimado, recuerda, ellos por ahora, tienen el poder. Usa psicología inversa, hazles creer que fueron sus ideas. ¡De verdad funciona!
  6. Si tienes que salir temprano, di que vas a estudiar, al médico, al dentista, etc. Pero no abuses, después de todo es un trabajo y hay que ganar el salario, ¿OK? Y de vez en cuando quédate un poco después de tu horario, siempre que haya algo que quede pendiente, te dará puntos extra.
  7. Si te gustó alguna asignación, échale ganas y metete a fondo, así verán tu verdadero potencial.
  8. ¿Sigues aquí? ¡¡Genial!! Vamos a darle con lo último.
  9. ¿Te trato mal, te grito o no te pidió las cosas como debe ser? Calmaaa, haz lo que te pidió de manera excelente, ya cuando este la cosa tranquis, le entregas el trabajo y personalmente (no con mensajes) le explicas que no hay necesidad de levantar la voz y sugiérele como pedirte las cosas. Muy importante: NO te enojes. Quejarse en Recursos Humanos casi no sirve de nada.
  10. ¿No te gusta tu trabajo? Pues ya no pierdas el tiempo y busca algo que te apasione.
  11. Procura tener amistades Generación X, vas a aprender mucho de ellos y quizás hasta te empiecen a caer bien.

LA SOLUCIÓN

Hay una forma muy rápida para acabar con este enfrentamiento: El entrenamiento y la capacitación laboral.

Si, así de sencillo, si pones al mismo nivel a las dos generaciones ya no hay problemas, los millennials respetaran a sus superiores si ven que manejan las herramientas tecnológicas al igual o mejor que ellos y los de la Generación X comprenderán el ritmo de trabajo de los Millennials.

PERO… Sí, ahí viene el pero…

Por favor no se te ocurra contratar entrenamiento y capacitación tradicional con un ponente y horas, y horas, de charlas y pláticas, porque el Departamento de Educación de los Estados Unidos ha comprobado que con clases presenciales tu trabajador o alumno sólo aprenderá el 65 por ciento (o menos) de lo que le expongan y definitivamente perderás a los Millennials y aburrirás a los de la Generación X y ambos abandonarán sus clases en un 80 por ciento.

Mejor echa mano de las nuevas tecnologías, en especial de una que recomienda el Departamento de Educación de los Estados Unidos, que cuesta 5 veces menos que la presencial, ahorra tiempo de aprendizaje en un 50 por ciento y te asegura que tu trabajador o alumno aprenderá del 90 al 100 por ciento de sus lecciones porque es algo tan novedoso que todos querrán correr a sus clases, sí ambas generaciones estarán con el mismo nivel de aprendizaje, esta mara villa es… La Realidad Virtual.

Bueno, pero tú dirás: Es muy caro, está en Estados Unidos, es muy complicado, etc… Muchos pretextos ¿verdad?

¿La buena noticia? Es más barata la Realidad Virtual que los cursos presenciales, no tienes que invertir en viáticos para que tus colaboradores tomen sus lecciones estén donde estén y lo más importante: ¡Ya está en México¡

Smartraining México trae toda esta tecnología para ti, tus colaboradores y tu empresa, así que si quieres saber más y por mencionar este post, te regalaremos 2 cursos en realidad virtual para que vivas el aprendizaje ¿qué te parece? Da clic aquí ahora, porque tenemos muy pocos paquetes de regalo y te puedes quedar sin el tuyo (es sin compromiso).

Entra aquí: http://bit.ly/33LgK3H

Buena suerte Generación X y Millennials, a convivir en paz respetándose mutuamente.