El sector logístico en México es uno de los más importantes para el progreso económico del país. No es sorpresa, entonces, que su recuperación expedita sea de suma importancia para la recuperación a un año de la pandemia.

La logística para transporte de bienes internos tuvo un aumento considerable desde el confinamiento, pues aunado con un boom del sector del eCommerce vio la necesidad de suplir al mercado de sus muy necesarios bienes. Desde supermercados hasta tiendas en línea, todos requirieron de incluir opciones de servicio a domicilio.

Por otro lado, la logística de exportación e importación enfrenta cambios sustanciales a sus paradigmas de operación: desde la robotización de almacenes hasta la automatización de flotillas, vienen cambios muy importantes que se tendrán que atender cuanto antes para que esta importante industria siga impulsando la economía nacional.

La industria logística enfrenta cambios que podrían cimbrar a las empresas que no se encuentren preparadas.

Acelerar la transformación digital a través del eLearning se ha vuelto una necesidad mucho más inmediata que en tiempos prepandemia. Grandes empresas de logística han apostado por adelantarse a la tormenta y sacar provecho para llegar mejor preparados al futuro, sin embargo, y sobre todo en países como el nuestro, la percepción desde los altos mandos en ocasiones ha suprimido la urgencia de implementar estas soluciones de manera preventiva.

¿Cómo puede ayudar el eLearning al sector logístico?

Empresas como Scania, por ejemplo, han implementado cursos de capacitación a distancia para sus operadores. Utilizando técnicas de eLearning, los recursos digitales ayudan a las empresas que tienen una fuerza laboral dispersa por varias regiones recibir el mismo programa de capacitación directamente en sus dispositivos móviles, por ejemplo. En un caso similar, Verizon, el gigante de las telecomunicaciones estadounidense, ha implementado técnicas de este tipo para su fuerza de instaladores por todo el país vecino.

Además del mobile learning, cuyos recursos pueden ser muy adaptables y económicos para las empresas, existen soluciones más modernas y sofisticadas, que van desde videojuegos didácticos hasta simulaciones en realidad virtual. Imaginemos un simulador de realidad no inmersiva, lo cual quiere decir que puede prescindir de los costosos cascos para ejecutarse, como parte del entrenamiento para la operación de maquinaria especializada en puertos o grandes almacenes. No sólo disponibiliza este tipo de entrenamiento sin necesidad de estar físicamente operando la máquina, haciéndolo implementable a distancia, sino que también minimiza el riesgo en la vida real de un error en la operación de estos costosos equipos.

El eLearning puede ayudar a capacitar a la fuerza laboral para una rápida adopción de nuevas tecnologías, técnicas y procesos.

También existen las soluciones de bajo costo para cursos menos especializados, como cursos de liderazgo, home office o mindfulness, que tuvieron un auge en estos tiempos estresantes. Este tipo de recursos pueden implementarse desde simple videos o infografías interactivas, lo cual baja el costo y aumenta su accesibilidad. Además, son aplicables a distintos campos de la empresa, que pueden ir desde ejecutivos corporativos hasta personal en el piso de operaciones por igual.

eLearning para el sector logístico a futuro

El futuro pinta interesante para el sector logístico. Estamos viendo una fuerte introducción tecnológica al sector, desde los vehículos autónomos como el Semi Truck de Tesla, hasta la robotización de plantas de almacenamiento en los puertos marítimos, aéreos y terrestres de todo el país.

El machine learning se está convirtiendo en una tecnología ubicua en muchas organizaciones logísticas a raíz de su eficiencia y coste-beneficio. Mientras más tecnología se disponibiliza a los medianos y pequeños retailers, mayor será la necesidad de contar con soluciones logísticas eficientes y probablemente crecerá la necesidad de personal operativo calificado.

La robotización de almacenes es una realidad cada vez más frecuente.

Según un reporte de McKinsey, existen más de 50 tecnologías distintas con aplicaciones en el sector de línea de producción y logística. Una de ellas es la robotización de almacenes, una tendencia que ya lleva varios años creciendo, pero que sin duda se aceleró con el confinamiento. Otra tecnología relevante es la Inteligencia Artificial en varios segmentos de la línea de producción, desde Inventarios hasta el transporte de bienes dentro y fuera del almacén. Imaginemos un operador utilizando realidad virtual o aumentada para supervisar la operación de cientos de tareas simultáneamente.

Como en cualquier cambio de paradigma, el momento de cambiar procesos anticuados fue ayer («hoy ya vamos tarde»). Mientras antes las empresas inviertan en la capacitación y entrenamiento de su personal para la adopción de estas nuevas tecnologías, mejor será para la empresa a largo plazo. Y es que es allí donde el eLearning, que ha probado reducir costes en tiempos y ahorros en recursos, se planta como firme solución para mejorar la velocidad y calidad del aprendizaje en el sector.